Monitorizamos chimpancés con cámaras trampa en Senegal

Registramos su conducta de forma no invasiva y formamos a personal local en nuevas tecnologías para la conservación


El chimpancé del oeste de África (Pan troglodytes verus) está críticamente amenazado de extinción. Entre 1990 y 2014 su población sufrió una reducción del 80% y se calcula que el 99% de la población restante habrá desaparecido en 2060 si este declive continúa. Se estima que actualmente hay entre 35.000 y 55.000 individuos de esta subespecie en la naturaleza, de los cuales 2.600 viven en Senegal. Las principales amenazas para esta subespecie son la pérdida de hábitat y la caza ilegal. En Senegal, una región árida especialmente vulnerable debido al cambio climático, las amenazas específicas son la pérdida y la fragmentación del hábitat por actividades humanas como la deforestación o la agricultura.



Desde el 2009, el Instituto Jane Goodall realiza el seguimiento de la población de chimpancés que habita la Reserva Natural Comunitaria de Dindefelo, en el sureste de Senegal. Un equipo de asistentes de campo senegaleses registra evidencias indirectas del comportamiento de los chimpancés, así como observaciones directas cuando es posible y siempre respetando los protocolos de higiene y seguridad. También obtienen datos sobre la presencia de otros mamíferos y registran las actividades humanas, como la obtención de madera o la presencia de ganado. Además, desde 2017 varias cámaras trampa han sido instaladas en la reserva, en sitios de uso potencial por parte de los chimpancés (como puntos de agua o termiteros), y desde entonces proporcionan evidencias de su repertorio conductual, incluyendo el uso de herramientas. En 2020 se grabaron con cámara trampa un total de 21.831 vídeos. De ellos, 2.169 vídeos registraron chimpancés y 8.623 otras especies de mamíferos y aves.


Una chimpancé de la subespecie Pan troglodytes verus y su cría en Dindefelo



Monos verdes (Chlorocebus sabaeus) y antílope jeroglífico (Tragelaphus scriptus) en Dindefelo


La bióloga Nadia Mirghani es la persona encargada de la colocación y mantenimiento de las cámaras, así como de la primera visualización y análisis de los vídeos obtenidos. Nadia tiene experiencia y un gran compromiso con el IJGE, habiendo hecho su primer voluntariado en Senegal de octubre 2016 a enero 2018. En 2020, volvió a Dindefelo para realizar un inventario de mamíferos de la reserva para su trabajo final de máster en Biodiversidad. Actualmente, aparte de gestionar las cámaras trampa, es responsable de formar a Aïssatou Sy, una mujer del pueblo de Dindefelo, madre de dos hijos y trabajadora del IJGE desde hace dos años. “Aïssatou no sabía usar el ordenador ni tenía ninguna experiencia previa como asistente de campo, pero su compromiso y ganas de aprender hicieron de ella la candidata ideal para ser formada en la codificación de los vídeos de cámara trampa”, señala Laia Dotras, co-directora del Departamento de Investigación del IJGE en Senegal. Desde principios de marzo, Aissatou ha aprendido a usar el ordenador, visualizar vídeos, identificar especies y volcar los datos en un Excel. También se ha implicado en el trabajo de campo para aprender a hacer el mantenimiento de las cámaras y conocer las localizaciones de la reserva donde se registran los vídeos.


Aïssatou Sy haciendo el mantenimiento de una cámara trampa,

junto con el asistente de campo Wandou Diallo


Uno de los objetivos del IJGE en Senegal es la capacitación de la población local. Formar a personas senegalesas, especialmente a mujeres como Aïssatou, da sentido a nuestro trabajo. La formación en nuevas tecnologías contribuye a la implicación a largo plazo del equipo local en la conservación de los chimpancés en Dindefelo”, remarca Laia Dotras. Los datos obtenidos no solo contribuyen al conocimiento sobre la ecología y comportamiento de los chimpancés, también permiten al IJGE realizar acciones más efectivas para la protección del hábitat de esta subespecie de chimpancé críticamente amenazada y promover el desarrollo sostenible de las comunidades humanas con las que cohabita. Algunas de estas acciones son la creación de viveros forestales, la realización de reforestaciones y cortafuegos o la construcción de pozos de agua.


Aïssatou Sy formándose en la codificación

de vídeos con Nadia Mirghani


Desde el Instituto Jane Goodall, agradecemos a todos los soci@s y donantes por apoyarnos en los programas de investigación, conservación, educación y desarrollo sostenible en el sudeste de Senegal. Si quieres ayudarnos a continuar con nuestros proyectos que benefician a la población local y a los chimpancés, puedes hacerte teamer del IJGE por solo 1€ al mes, apadrinar como soci@ chimpamig@, comprar artículos en nuestra tienda solidaria o realizar alguna donación puntual entre muchas otras maneras de colaborar.

También te puede interesar