top of page

Formamos mujeres para la producción de biocarbón en Senegal

Enseñamos a las comunidades locales a producir carbón ecológico a partir de la paja como una alternativa sostenible a la tala ilegal y la quema de árboles de la zona


El biocarbón es un carbón ecológico elaborado a partir de materia vegetal, como la paja, y su uso tiene un gran potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y, por tanto, mitigar la crisis climática.


La región de Kedougou al sureste de Senegal, donde el Instituto Jane Goodall España tiene su sede, es una zona muy vulnerable al cambio climático. Y allí, la mayoría de hogares rurales cocinan con leña o carbón, que fabrican talando o quemando árboles de zonas protegidas, una práctica ilegal pero tolerada porque no suele haber alternativas.


Por eso, en el marco de nuestro proyecto BCR (Building Community Resilence to Climate Change), realizamos formaciones para enseñar a agrupaciones locales creadas por el IJG, la mayoría compuestas exclusivamente por mujeres, cómo producir y usar carbón ecológico a partir de la paja, como alternativa a la tala ilegal y la quema de árboles para carbón.



Para elaborarlo, primero se utilizan unos barriles donde quemar a altas temperaturas y con poco oxígeno la paja recogida. La paja crece abundantemente en las sabanas yconstituye una importante fuente de combustible en los incendios forestales, por lo que su aprovechamiento para producir biocarbón también contribuye a reducir el número de incendios en la zona.



Después, mezclan el polvo seco resultante de la cocción de la paja con algo de arcilla, agua y un agente aglutinante.



Finalmente, colocan la mezcla obtenida en unas máquinas para prensarla y obtener así briquetas circulares de carbón, que luego deben secarse. Esta briquetas son ligeras, apenas producen humo y generan más calor que el carbón normal. Además, sirven para diversos usos: cocinar, preparar incienso, elaborar el té tradicional, planchar…



A través de esta acción, empoderamos a las comunidades locales y las ayudamos a gestionar de manera más sostenible los recursos naturales de los que dependen para su alimentación e ingreso económico, un aprendizaje esencial en un contexto de crisis climática con menos lluvia, más sequía e incendios forestales que arrasan bosques y sabanas.


La formación para el uso y la elaboración de biocarbón es una de las actividades desarrolladas dentro de nuestro proyecto BCR, una iniciativa que impulsamos en 21 pueblos de la región de Kedougou para aumentar la resiliencia de las comunidades locales vulnerables al cambio climático, y que cuenta con la colaboración del Instituto Jane Goodall Canadá y el apoyo financiero del gobierno canadiense a través de su Global Affairs.


A través de este ambicioso proyecto, además de ayudar a mejorar la vida de las comunidades locales, también ayudamos a proteger los bosques, hogar de los últimos chimpancés del país, pertenecientes a la subespecie Pan troglodytes verus, que se encuentran en peligro crítico de extinción principalmente por la pérdida de su hábitat.


Puedes encontrar más información sobre nuestro proyecto BCR aquí, y también puedes conocer sobre los distintos programas de investigación, conservación, educación y desarrollo sostenible que impulsamos en Senegal en esta web. Descubre cómo colaborar con la misión del IJG aquí.

Commentaires


También te puede interesar
bottom of page