La agencia de turismo responsable Mint57 incluye la Reserva Natural Comunitaria de Dindéfélo en su ruta por Senegal

>> El ecoturismo evoluciona en la Reserva desde hace siete años como un modelo de desarrollo local sostenible

>> Uno de los principales atractivos del viaje será la visita al programa de investigación y conservación de la vida salvaje que lleva a cabo el Instituto Jane Goodall España en la zona

 

El sureste de Senegal es una zona de transición entre el final del paisaje árido del Sahel y el comienzo del mosaico forestal guineano donde la humedad penetra en cada rincón del territorio pintándolo de un intenso color verde durante una parte del año. En este enclave se sitúa la Reserva Natural Comunitaria de Dindéfélo (RNCD), con el añadido de que el nacimiento del macizo Fouta Djallon delimita su área al sur. Este terreno accidentado, raro de ver en un país prácticamente llano, junto con sus distintos tipos de paisajes –sabana, bosque…– hace de la Reserva un lugar especial por su gran diversidad biológica.

 

La cascada más alta del país, monos vervets, babuinos, antílopes jeroglíficos, baobabs, infinidad de aves –algunas exclusivas de esta zona de Senegal– densos bosques de galería que son un respiro al intenso calor de una sabana salpicada por miles de termiteros en forma de champiñón… En medio de este curioso ecosistema destaca un animal con el que compartimos entre más de un 98% de ADN y que está en peligro crítico de extinción según la UICN, el chimpancé de África occidental (Pan troglodytes verus).

 

Este espectáculo de la naturaleza ha llamado la atención a los turistas más aventureros desde hace años y, ahora, coincidiendo con el Año Internacional de Turismo Sostenible para el Desarrollo, la agencia de turismo responsable Mint57 ha volcado su interés en la zona. Siguiendo fielmente su objetivo de proponer destinos alternativos al del turismo de masas y de causar un impacto positivo en la comunidad visitada, Mint57 ofrece para este verano una ruta por Senegal con una parada muy especial en la Reseva Natural Comunitaria de Dindéfélo.

 

En el pueblo de Dindéfélo los investigadores del Instituto Jane Goodall España (IJGE) recibirán en la Estación Biológica Foouta Jallon al grupo de turistas para explicarles la labor que realizan en la zona. Investigación, sostenibilidad agroforestal, apoyo técnico al Comité de Gestión de la RNCD, educación y comunicación son líneas de trabajo indispensables para alcanzar el objetivo final del IJGE -proteger los chimpancés-, y que se completa con la creación y puesta en marcha de un programa de ecoturismo para apoyar el desarrollo sostenible de la comunidad y la conservación de la fauna y flora.

 

Con las primeras tormentas incluso sobre el suelo de la sabana empieza a aparecer una espesa capa de verde y el paisaje de la RNCD recupera todo su esplendor. Así pues, los meses de verano son un momento ideal para viajar a estas tierras y la agencia Mint 57 lo pone todo a disposición del viajero para que tan solo tenga que preocuparse de disfrutar del entorno.

Tan solo tres días en la Reserva Natural Comunitaria de Dindéfélo pueden convertirse en una experiencia inolvidable. El itinerario que ofrece Mint57 recorre los rincones más emblemáticos del lugar de la mano de un guía local, empezando por un refrescante baño bajo una cascada de 125 metros de alto. Pero pese a los múltiples atractivos paisajísticos de la zona, el viaje tiene una actividad estrella: una salida de rastreo de chimpancés salvajes, junto a ecoguias especializados. Es extraordinario poder ponerse en la piel de los investigadores, aprender a detectar e interpretar rastros, y finalmente llegar a observar a nuestros primos evolutivos residentes en los bosques.

 

Al tratarse de una visita a animales que viven en estado salvaje no es fácil encontrarlos, por lo tanto no se puede asegurar el éxito de la búsqueda. Sin embargo, los investigadores del IJG hacen un seguimiento ecológico diario de los chimpancés y consiguen tenerlos prácticamente siempre localizados, información que hacen saber a los ecoguías de las Reserva. Estos guías son los únicos autorizados para hacer dichas visitas ya que han sido debidamente formados por parte del equipo de investigación del IJG. Precisamente, es por su conocimiento sobre el tema que los ecoguías hacen de la visita de chimpancés una gran aventura, aún si algún turista no consigue verlos. Mientras dirigen al grupo por los bosques de la Reserva en búsqueda de estos animales tan especiales, explican curiosidades del lugar y de la fauna, enseñan cómo interpretar los rastros de distintos animales y localizan nidos de chimpancés, entre otras experiencias interesantes.

 

Todo este conocimiento que absorben los viajeros complementa el taller de primatología básica que los investigadores del IJG ofrecen a los  turistas de Mint57 al llegar a Dindéfélo. En la Estación Biológica del IJG en Senegal, además, los turistas colaborarán con los ingenieros técnicos forestales de la organización en la plantación de semillas que, al cabo de unos meses, se convertirán en los árboles que se usarán para reforestaciones.

 

A través del viaje organizado por Mint57, todos los viajeros estarán colaborando con la Reserva Natural Comunitaria de Dindéfélo y con el programa de conservación del Instituto Jane Goodall en Senegal.

 

 

El ecoturismo, una manera sostenible de viajar

 

Emma Pons, responsable del Departamento de Turismo del IJG en Senegal desde hace más de tres años, cree que es esencial promover prácticas turísticas respetuosas con el entorno y que contribuyan a su conservación: “Hemos de ser conscientes de que, por muy cuidadosos que seamos, el turismo siempre provoca un impacto medioambiental. Las emisiones de gases del avión, el peso de nuestras pisadas sobre la vegetación del bosque, el consumo de agua y otros recursos que escasean en esta región… Hemos de intentar revertir el daño de algún modo. En ese sentido, la actividad que proponemos de plantar árboles pretende ser una manera de reducir la huella ecológica de los turistas y compensar su impacto negativo”, explica Emma Pons.

 

Desde la creación de la RNCD en 2010 y el comienzo de las actividades del IJGE en Senegal, se apostó por un modelo turístico que contribuyese al desarrollo pero que fuese una alternativa ante otros tipos de viaje mucho menos sostenibles. El ecoturismo es la opción más acertada. Se trata, según la Sociedad Internacional de Ecoturismo,  de “un viaje responsable a áreas naturales que apoya la conservación del medioambiente y mejora el bienestar de las comunidades locales”, por ejemplo a través de la creación de empleo y oportunidades de desarrollo económico. Y estos preceptos son los que ha seguido Emma Pons para diseñar la ruta de Mint57 por la Reserva. Así, por ejemplo, los turistas se alojarán en un campamento de gestión comunitaria, por lo que parte de sus gastos revertirán directamente sobre la comunidad, de la misma manera que contribuirán al mantenimiento de la RNCD al pagar una tasa para entrar a zonas especialmente vulnerables de Reserva.

 

De hecho, no se trata solo de velar para que la presencia de viajeros en la Reserva degrade lo mínimo posible el entorno, sino de invertir los recursos económicos que genera el turismo para apoyar su conservación. Por eso, valorizar los atractivos de la zona es un objetivo primordial para el Comité de Gestión de la RNCD y el Departamento de Turismo del IJGE. Así pues, en 2013 se puso en marcha el proyecto piloto de visitas guiadas para la búsqueda de chimpancés salvajes.

 

En un futuro, se espera que estas visitas sean una fuente de ingresos importante que se destinen a proyectos de reforestación y programas de educación y sensibilización medioambiental, entre otros. De este modo, las visitas de chimpancés contribuyen directamente a la protección de este simio, puesto que la pérdida de hábitat es la principal amenaza para su extinción. A día de hoy, las visitas empiezan a dar sus frutos con ingresos que se destinan en parte a proyectos que benefician a la comunidad y en parte al propio mantenimiento de la Reserva y la Alcaldía de Dindéfélo.

 

Siguiendo esta línea de trabajo, actualmente el Instituto Jane Goodall España en Senegal está trabajando conjuntamente con la Reserva para el desarrollo del turismo ornitológico a través de la creación de rutas para la observación de aves y la formación a los guías. En 2013, gracias al trabajo de los ornitólogos del IJG José María Fernández y Nerea Ruiz de Azua, la Reserva fue declarada Important Bird Area por Birdlife International, entre otros motivos, porque alberga una singular diversidad de aves, algunas únicas en la zona, y otras amenazadas a nivel global. La riqueza ornitológica de la RNCD abre otra ventana de oportunidades para atraer más turistas a la zona.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

También te puede interesar

Comunidades locales reciben la ayuda del IJG para hacer frente a la pandemia en Senegal

26/05/2020

El IJG lucha contra el fuego en Senegal

12/05/2020

1/15
Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

El programa del IJG de investigación para la conservación del hábitat del chimpancé occidental se localiza principalmente en el área de Kédougou y cuenta con cuatro sites en Senegal (Dindéfélo, Ségou, Nandoumary y  Goumbambere) y un quinto site en Guinea (Sabé).

¿Dónde

estamos?

Estación 

Biológica

La Estación Biológica Dindéfélo es el centro de estudio, investigación y formación del IJGE en Dindéfélo, Senegal. Se dedica a la investigación de las desciplinas relacionadas con el ecosistema y la biodiversidad del chimpancé occidental, especialmente estudios sobre los chimpancés y su hábitat.