Gracias Covi y Asher

28/12/2014

Dejaron sus trabajos de cuidadores en un zoo para hacer realidad uno de sus sueños: viajar a África a investigar chimpancés salvajes. Trabajar para conocer mejor a estos enigmáticos animales y poner su granito de arena en la mejora de su conservación, era una oferta que no podían rechazar.

 

Asher Hernansáiz y Covi Alonso, biólogos de Madrid, han dedicado los tres  últimos años de su vida a trabajar como voluntarios con el Instituto Jane Goodall España en el norte de Guinea Conakry. Decidieron poner fin a su aventura africana este mes de diciembre, dejando una huella muy difícil de borrar en la gente que ha trabajado con ellos, en la familia con la que han convivido y en la gran labor que han llevado a cabo por la investigación de los chimpancés de esta zona de crucial importancia para su conservación en África del Oeste.

 

Durante tres años han desarrollado su investigación en uno de los lugares más duros desde los que trabaja en IJGE en Senegal y Guinea. A cinco horas a pie subiendo el macizo Fouta Djallon desde la sede central del proyecto. Al otro lado de la frontera y con unas condiciones de vida muy austeras, han sido unos investigadores metódicos, productivos y comprometidos. Y siempre han asegurado que no hubieran cambiado por nada del mundo su lugar de trabajo.

 

Su trabajo ha sido decisivo para comprender mejor las características etológicas y biológicas de los grupos de chimpancés de esta área. Su cordial relación con la comunidad y arduo trabajo con la administración guineana han sido vitales para promover la protección del hábitat de los chimpancés, proceso que concluirá con la inminente creación de la Reserva Natural Transfronteriza Fouta Djallon entre Senegal y Guinea.

 

​​Para Covi y Asher también han sido tres años de lidiar con todo tipo de problemas. La construcción de un pozo para la comunidad que siempre se topaba con una gran piedra infranqueable, enfermedades desconocidas por ellos hasta entonces, ataques de termitas que se comían todos sus muebles, una alimentación muy muy básica, acceso al agua muy limitado durante la época seca… Pero para cada problema encontraban siempre una solución, y cada solución iba siempre acompañada de una sonrisa o una broma.

 

Incluso el ébola influyó en su estancia. Cuando las autoridades senegalesas decidieron cerrar las fronteras con Guinea por el brote de esta enfermedad, se vieron obligados a abandonar sus puestos y volver a Senegal, dejando allí su trabajo, su familia de acogida, su asistente de campo…

Sin embargo, Sabé, el pueblo en el que trabajaban, ha sido un paraíso para ellos. Ellos han sabido disfrutar al máximo de cada momento de su experiencia. Ver a los chimpancés casi a diario, descubrir lugares increíbles, ser observado por monos de Vervet cuando iban a por agua, cruzarse con gálagos en mitad de la noche, escuchar hienas a lo lejos mientras dormían… Pero también sentirse integrados en una familia y una comunidad que les acogió como a uno más, conocer su cultura, sus problemas e intentar ayudarles…

 

 

​Su gran humanidad y carácter empático y solidario les ha valido la amistad y el cariño sincero de sus compañeros de trabajo, de su familia de acogida y del resto de la comunidad local. Su asistente de campo, Oumar Barry, ha sido mucho más que un compañero de trabajo para ellos. Covi y Asher aprendieron de él los secretos del bosque guineano. A cambio le formaron en biología, zoología, primatología y metodologías de investigación haciendo de él un apasionado del trabajo de campo con chimpancés, un verdadero profesional.

 

Han sido generosos en su trabajo y en su vida cotidiana. Haciendo mejor la vida de la gente que estaba a su alrededor. Integrándose y respetando siempre la cultura de las personas con las que vivían.

 

 

 

El Instituto Jane Goodall España estará siempre agradecido por la labor voluntaria pero completamente profesional que la pareja madrileña ha desarrollado durante estos tres años. Los chimpancés de esta parte de África del Oeste también. Gracias al trabajo  y sacrificio que hace gente como ellos tienen otra oportunidad.

 

 ¡Gracias Covi y Asher!

 

​​

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

También te puede interesar

Conoce al equipo del IJG en Senegal y Guinea

23/10/2019

3 Offres d’emploi: un(e) Chef(fe) de projet, un(e) Gestionnaire des finances, et un(e) Consultant(e) pour l’étude de base au Sénégal

05/09/2019

1/15
Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

El programa del IJG de investigación para la conservación del hábitat del chimpancé occidental se localiza principalmente en el área de Kédougou y cuenta con cuatro sites en Senegal (Dindéfélo, Ségou, Nandoumary y  Goumbambere) y un quinto site en Guinea (Sabé).

¿Dónde

estamos?

Estación 

Biológica

La Estación Biológica Dindéfélo es el centro de estudio, investigación y formación del IJGE en Dindéfélo, Senegal. Se dedica a la investigación de las desciplinas relacionadas con el ecosistema y la biodiversidad del chimpancé occidental, especialmente estudios sobre los chimpancés y su hábitat.